Sala Multisensorial

Casa Mayor Ruitoque inauguró oficialmente la sala multisensorial bajo el modelo Snoezelen, un espacio que permite integrar y organizar una sesión de estímulos sensoriales por un tiempo de 30 minutos entendiendo la conducta de la persona y ofreciéndole seguridad; la sala cuenta con un espacio físico de 28 metros cuadrados y se permite el ingreso de un profesional capacitado, un adulto mayor y de ser requerido un familiar o su cuidador.

Actividades campestres para todos los invitados 

Los invitados disfrutaron de actividades lúdicas previas a conocer la sala, interactuando con materiales de diferentes texturas para reconocer en cada uno que sentido estaba presente. 

Fundamentos básicos de la Sala Multisensorial 

Con la edad, las personas mayores tienden a presentar limitaciones en sus capacidades físicas y cognitivas en su vida diaria. Por ello, es importante que realicen actividades de estimulación sensorial para mejorar sus capacidades y habilidades, los huéspedes residentes pueden sufrir algún tipo de deterioro cognitivo y también, verse inmersos en alteraciones conductuales y con problemas en las relaciones personales.

El objetivo principal de la sala multisensorial es brindar al huésped residente una sensación de bienestar a través de la estimulación, proporcionando a los diversos sentidos una experiencia rica y variada en la que toman parte sonidos, elementos visuales, como colores y luces, olores, orientación, equilibrio y experiencias táctiles.

Importancia de la Sala Multisensorial

La terapia ayuda al adulto mayor a relacionarse mejor con su entorno y todo lo que le rodea.

Integrando sus capacidades, el adulto mejora la psicomotricidad, atención y autocontrol de su propio cuerpo, estas actividades previenen o retrasan la gravedad en enfermedades de deterioro cognitivo, como el Alzheimer, entre otras.

La estimulación sensorial mejora su calidad de vida fortaleciendo sus habilidades cognitivas y la funcionalidad en su vida diaria.

Actividades para los sentidos:

Sentido del Tacto

Podemos estimular el sentido del tacto pasando objetos por el brazo de la persona de diferente grosor, para que nos indique si se trata de una textura suave, áspera, líquida, etc. También es muy eficaz la plastilina para realizar figuras o formas.

Sentido del Olfato

En este caso, se puede utilizar la técnica de la aromaterapia con distintas sustancias, se produce una liberación de endorfinas, provocando un estado de calma y relajación en la persona. 

Sentido del Gusto

Daremos distintos sabores a las personas para que intenten adivinar cada uno de ellos. Para estimular el sentido del gusto, podemos utilizar alimentos con diferentes texturas y sabores como los frutos secos, productos lácteos, productos agrios o dulces.

Sentido de la vista

Realizamos juegos de láminas y luces para activar la capacidad óptica.

Sentido de la audición 

Reproduciremos diferentes canciones o sonidos característicos para que los adultos reconozcan su origen.

Sentido de la propiocepción

Es el sentido que nos permite percibir la ubicación, el movimiento y la acción de las partes del cuerpo. Abarca un conjunto de sensaciones, incluyendo la percepción de la posición de las articulaciones y su movimiento, la fuerza muscular, y el esfuerzo.

Sentido vestibular

Es el encargado de regular el sentido del equilibrio y del movimiento, nos permite situarnos dentro del espacio, así como tomar conciencia de los desplazamientos que realizamos y los que realizan los objetos que nos rodean.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×