Bienvenidos

El 30 de marzo del año 2006, con ocasión de la celebración de la asamblea general ordinaria de la Fundación Albeiro Vargas & Ángeles Custodios, en las instalaciones de Sevicol, el presidente de la asamblea y gerontólogo Albeiro Vargas Romero, planteó como un nuevo proyecto de la Fundación, la construcción de una casa gerontológica privada en el sur de la ciudad, en donde se atenderían adultos mayores con capacidad de pago y de esta manera subsidiar parcialmente la obra social de la Fundación, pues no se contaba con recursos estables por parte del estado que garantizaran el sostenimiento de la labor social, lo cual llevó a pensar en alternativas encaminadas al auto sostenimiento.

Confianza y Seguridad

Casa Mayor está diseñado para garantizar confianza, seguridad y comodidad para la persona mayor y su familia.

2008

Para muchos, era una locura más de Albeiro, locura que no se hizo esperar para hacerla realidad; en una increíble aventura una aficionada taurina compró el traje de luces donado por el torero Cesar Rincón y con este dinero y el de la liquidación de la asociación «Un rincón de Colombia», se pudo cerrar la compra del terreno, el cual se consiguió con facilidad de pago ofrecida por el propietario.

2009

Gracias a los aportes de otros donantes y a la vinculación de benefactores del orden nacional y local, y a las facilidades de crédito de la «Ferretería Aldía», se dio inicio a la construcción de la futura casa gerontológica ubicada en la vía a Acapulco, Ruitoque Bajo, municipio de Girón, Santander.

2009

Finalmente, para el año 2009, el centro Gerontológico abre sus puertas y recibe a la primera usuaria de los exclusivos servicios de Ruitoque Casa Mayor: Margarita Rodríguez Leal. A partir de ese momento, han sido cientos los adultos mayores y familiares que se han beneficiado del Centro Gerontológico y sus cuidados.

Instalaciones Ruitoque

×